Saltar al contenido principal

El innovador ferry de Navimag que apoyará a la salmonicultura de Magallanes

Nuevo Ferry Esperanza. Foto: Navimag.
Nuevo Ferry Esperanza. Foto: Navimag.

Chile: La embarcación Esperanza, con una eslora de 150 metros, manga de 23 metros y capacidad para carga de 5 mil toneladas, conectará a Puerto Montt y Puerto Natales en 63 horas.

Exactamente el lunes 7 de septiembre arribó a Puerto Montt el nuevo ferry Esperanza, embarcación que fue diseñada en Canadá y construida en Asia por encargo de Navimag, ideada especialmente para navegar por los fiordos australes, apoyando a industrias como la salmonicultora.

En entrevista con Salmonexpert, Francisco Garay, director comercial de Navimag Ferries, cuenta que la nave cuenta con una eslora de 150 metros, manga de 23 metros “y significó una importante inversión de US$30 millones. Tiene capacidad para 5 mil toneladas de carga, equivalentes a 1.800 metros lineales de vehículos rodados y 244 pasajeros a bordo”.

El Ferry, de acuerdo con el directivo, “que cuenta con un diseño innovador en su proa que minimiza la resistencia al avance, particularmente en las condiciones de mal tiempo, logra desarrollar una velocidad crucero de 13 nudos, lo que le permitirá conectar Puerto Montt y Puerto Natales en la región de Magallanes en 63 horas de navegación”.

Garay afirma que para lograr materializar una inversión de esta envergadura “es necesario contar con una proyección a futuro que nos permita justificarla. En ese sentido, el importante desarrollo que ha tenido la región de Magallanes, principalmente de la mano de la industria del salmón, nos ha permitido ejecutar este proyecto que sin duda será un aporte a ese crecimiento y a mejorar los estándares en términos de seguridad y calidad del servicio”.

“Con respecto a lo anterior, por ejemplo, en 2018 la carga relacionada a la industria del salmón representaba un 30% del total movilizado en términos de metros lineales. Hoy, esa cifra alcanza el 36%, un 20% más en dos años. Es por esta razón que la industria del salmón es muy importante para Navimag, ello, cuando lo que buscamos con este tipo de inversiones es proyectarnos a futuro en la región”, manifiesta el director comercial de la empresa.

Dos rutas

Francisco Garay, director comercial de Navimag Ferries. Foto: Navimag.
Francisco Garay, director comercial de Navimag Ferries. Foto: Navimag.

Navimag ofrece servicios de transporte marítimo a carga general, vehículos y rodados en dos rutas. Ellas son Puerto Montt-Puerto Chacabuco, con dos frecuencias Semanales (jueves y domingo) con el ferry Dalka cuya capacidad es de 8.000 Toneladas, equivalentes a 1.300 metros lineales, en 22 horas de navegación; y Puerto Montt-Puerto Natales, con dos frecuencias semanales (martes y viernes) con los Ferries Trinidad, cuya capacidad es de 4.500 Toneladas, equivalentes a 1.190 metros lineales, y ahora con Esperanza, cuya capacidad es de 5.000 Toneladas, equivalentes a 1.800 metros lineales, el doble que la de su antecesor el Ferry Evangelistas que dejará la Ruta.

“En ambas rutas atendemos directa e indirectamente a la industria del salmón, ya sea transportando alimento e insumos en sentido sur, así como también trasladando equipos refrigerados en sentido norte con su producción, a través de nuestro brazo logístico Varadero, o como parte del servicio que prestan los distintos transportistas usuarios de nuestras frecuencias a sus clientes del sector”, da a conocer el directivo.

Por ejemplo, en la ruta a Puerto Natales, durante 2020, el director comercial de la compañía indica que “un 36% del total de la carga movilizada se relaciona con la industria del salmón, un 9% de manera directa, es decir, operada logísticamente por Navimag/Varadero y el 27% restante por medio de transportistas de la industria que operan a través de nuestros servicios”. 

“Al respecto, en conjunto con uno de nuestros clientes, hemos logrado ir más allá y desarrollamos un servicio de logística integral al alimento de salmón, donde nos preocupamos desde que recibimos el producto en nuestro terminal, lo embarcamos a Puerto Natales, lo trasladamos a nuestra bodega en Punta Arenas, y desde allí lo distribuimos en una barcaza de un partner local a los centros de mar de nuestro cliente, cerrando así el ciclo del servicio”, detalla Garay.

Lea también: