Skip to main content

"Pérdidas por Tenacibaculum ya alcanzan 10% de la producción de salmón"

Rute Irgang, Asistente de investigación de la línea “Salud Animal en estadios de vida de agua dulce de salmónidos” (RP2), del Centro Incar. Foto: Centro Incar.
Rute Irgang, Asistente de investigación de la línea “Salud Animal en estadios de vida de agua dulce de salmónidos” (RP2), del Centro Incar. Foto: Centro Incar.

Canadá: Con una presentación enfocada en el contexto de la enfermedad en la industria acuícola chilena, Rute Irgang, investigadora de la RP2 del Centro Incar, participó en un Workshop en Canadá.

Rute Irgang, quien es Asistente de investigación de la línea “Salud Animal en estadios de vida de agua dulce de salmónidos” (RP2), del Centro Incar participó del Workshop “Tenacibaculum 2: Current Knowledge and Future Directions”, organizado por BC Centre for Aquatic Health Sciences de Canadá.

Según comunicado de prensa enviado por el Centro Incar, la Ingenieria Agrónoma presentó el martes 29 de octubre la charla titulada "Insights on Chilean Tenacibaculosis, an emerging disease difficult to diagnose and prevent", la cual estuvo basada en el estudio “Detection, treatment and importance of Tenacibaculum spp. to the salmonid farming in Chile: an emerging pathogen” en el que también participan Mónica Saldarriaga-Córdoba, Eric Duchaud y el Investigador Principal de la RP2, Dr. Ruben Avendaño-Herrera.

“Aunque el primer reporte de Tenacibaculum dicentrarchi fue el año 2012, desde 2010 esta bacteria se ha detectado en el salmón Atlántico chileno. Más recientemente, en una especie de pez autóctona de nuestro país, también se confirmó la presencia de "Tenacibaculum finnmarkense" por primera vez mediante estudios genómicos. Hoy, la tenacibaculosis es una enfermedad comúnmente reportada en peces de cultivo en asociación con T. dicentrarchi y “T. finnmarkense ”, pero otras variantes y/o nuevas especies de Tenacibaculum se han aislado recientemente de brotes”, explicó la Dra. Irgang en cuanto al contexto de la enfermedad.

Cabe recordar que esta enfermedad emergente fue incluida en el 2018 en la Lista 3 del Reglamento chileno de protección, control y erradicación de enfermedades de alto riesgo para especies acuícolas de Sernapesca.

“En 2019, las pérdidas de Tenacibaculum spp. ya alcanzan el 10% de la producción total de salmón. Además, también se han informado brotes en la trucha arcoiris y el salmón coho. Actualmente se ha estudiado la verificación de los postulados de Koch y la formación de biofilms para la persistencia del medio ambiente y otras propiedades patógenas”, señaló la investigadora del Incar.

Por último, la experta informó que en su investigación, “proporcionamos luces al problema del diagnóstico de Tenacibaculosis en Chile y otros hallazgos que ayudarán al desarrollo de vacunas apropiadas y efectivas contra estos grupos de patógenos”.

Lea también: