Saltar al contenido principal
Los smolts fueron transferidos al proyecto iFarm la semana pasada. Foto: Cermaq.
Los smolts fueron transferidos al proyecto iFarm la semana pasada. Foto: Cermaq.

Noruega: Cuando los peces suben a la superficie, son guiados por el sistema hacia un sensor que puede escanear, reconocer y registrar rápidamente datos sobre cada salmón, para mejorar su bienestar.

En diciembre pasado, Cermaq Noruega recibió cuatro licencias de desarrollo para iFarm y el trabajo de preparación comenzó en enero. Desde entonces, gracias a los esfuerzos y el apoyo de muchas personas en la empresa, el desarrollador de la tecnología, BioSort y ScaleAQ, que ha apoyado la entrega del sistema, los diversos componentes de iFarm están tomando forma y se ha podido instalar el sistema.

La semana pasada, el proyecto marcó un gran hito cuando se transfirieron los primeros smolts a las jaulas iFarm, según lo informado por Cermaq vía comunicado de prensa. “Esta es una fase muy emocionante e importante del proyecto; ahora veremos cómo se comportan los peces en el entorno de iFarm real, y si nuestro modelo y los resultados previstos de comportamiento son precisos”, dice Karl Fredrik Ottem, gerente de proyectos de Cermaq para iFarm.

En iFarm, los peces se mantienen más abajo en el sistema mediante un techo de red. Cuando los peces suben a la superficie para rellenar sus vejigas de aire, son guiados a través de un portal o cámara, donde un sensor puede escanear, reconocer y registrar rápidamente datos sobre ese pez específico, utilizando datos de reconocimiento basados ​​en las marcas y estructura únicas de cada pez.

“Un prototipo del sensor en sí no estará listo hasta noviembre, lo que permitirá que los peces se acostumbren a su nuevo entorno durante las próximas ocho semanas. Hasta entonces, dedicaremos un tiempo a observar el comportamiento de los peces en la jaula, cómo se mueven y cómo comen, para que podamos hacer cualquier ajuste antes de instalar el sensor”, agregó Ottem.

Mejor salud 

El sistema iFarm se instaló inicialmente en dos jaulas con diseños de iFarm ligeramente diferentes. El equipo se entregó a principios de este verano (noruego), y partes del sistema se ensamblaron e instalaron en tierra en Nordfold en Steigen. El equipo pre ensamblado se transportó luego al centro de Martnesvika, donde se completó el ensamblaje final de las redes.

“Para nosotros en Cermaq, especialmente aquellos que trabajamos dentro del equipo del proyecto, es increíblemente emocionante que ahora hayamos llegado al hito donde se transfirieron los peces y todos estamos ansiosos por la prueba final que tenemos por delante una vez que se hayan instalado los sensores”, expuso al respecto el ejecutivo.

“Lo que estamos tratando de lograr con iFarm es desarrollar una tecnología que, a largo plazo, pueda conducir a una mejor salud y bienestar de los peces y ayudar a fortalecer la competitividad de la acuicultura costera. Tenemos grandes expectativas de que la salud y el bienestar del salmón puedan mejorarse con iFarm, si tenemos éxito”, indicó Ottem.

Hasta 2025

La prueba del proyecto iFarm se extenderá hasta 2025, y Cermaq reconoce que están en las primeras etapas del proyecto y que es un sistema muy complejo que requerirá una interacción sofisticada entre los equipos acuícolas, la visión artificial y el comportamiento de los peces a gran escala.

Aquí, se desarrollará tecnología subacuática avanzada y funcionará en estrecha interacción con los peces. El conocimiento y la experiencia obtenidos de esta primera repoblación de peces se utilizarán para optimizar el diseño de la segunda repoblación, que está prevista para 2021.

Lea también: