Saltar al contenido principal
Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.

Japón: El grupo japonés, dueño de Salmones Antártica, expandió 45% sus utilidades en Chile, registrando US$26,5 millones en el segundo trimestre del año fiscal 2019.

El grupo Nissui dio a conocer su nuevo informe del segundo trimestre del año fiscal 2019, esto es, relativo al período que va del 1 de abril al 30 de septiembre del año pasado. En el análisis financiero, reveló que sus ingresos operativos crecieron gracias a la recuperación de su negocio salmonicultor en América del Sur, el cual desarrolla desde Chile a través de Salmones Antártica. 

En ese sentido, por medio de su división salmonicultora, el conglomerado japonés anotó utilidades por 2.900 millones de yenes en el período, que representan US$26,5 millones, subiendo 45% sus ganancias sectoriales en comparación a igual lapso anterior, donde registró 2.000 millones de yenes, es decir, US$18,3 millones en números azules. Todo ello, incluyendo los ajustes de inventario y la valorización de los peces en el agua, según estándar IFRS.

Además, el holding nipón afirmó que lo anterior se basa en una fuerte expansión de sus precios de venta y de sus volúmenes, influenciada por la desaparición del efecto de su masiva mortalidad de salmones juveniles durante el 2017 que derivó de un evento referente a la enfermedad Necrosis Pancreática Infecciosa (IPN) en Chile, el cual retrasó sus siembras y, por tanto, bajó su nivel de cosechas para 2018.

En tanto, Nissui indicó que uno de sus lineamientos en el área seafood tiene que ver con preservar los océanos y promover el uso y adquisición de recursos del mar sostenibles -con certificación MSC, principalmente, elevando de ese modo su rentabilidad mediante el uso de tecnología digital como Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas para una mayor sustentabilidad. 

Así, el grupo japonés recalcó que busca contribuir a una vida segura y saludable, creando un nuevo mercado que amplíe la posibilidad de comer productos del mar que sean sustentables, al introducir tecnología avanzada, sofisticando sus áreas de operación, como es el caso de la acuicultura, y con las certificaciones de sus operaciones. 

Lea también: