Skip to main content

"No estamos fijando cuotas de producción a salmonicultoras"

Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme. Foto: Subpesca.
Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme. Foto: Subpesca.

Chile: El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, se refirió a las versiones que hablan de una investigación de la Fiscalía Nacional Económica por la nueva normativa de densidades. 

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, abordó la naturaleza de los ajustes a la norma de cultivos acuícolas impulsados en el último año por Subpesca, y aclaró que el Ejecutivo en ningún caso ha fijado cuotas de producción a los actores de la industria salmonicultora.

No estamos fijando cuotas de producción a las salmonicultoras, como algunos actores de la industria señalan, porque cada productor decide cuántos peces va a producir en su centro de cultivo. La densidad se traduce sólo en determinar el número máximo de peces que se pueden ingresar por cada jaula para evitar el hacinamiento”, subrayó la autoridad, ante informaciones de prensa sobre el tema, que indican que la Fiscalía Nacional Económica estaría investigando este tema tras la denuncia de un particular.

Conforme a los ajustes a la norma de densidad de cultivo, Subpesca determina el número máximo de ejemplares que pueden entrar en las jaulas, para evitar el hacinamiento de los peces y la aparición de enfermedades. El guarismo depende del comportamiento ambiental y sanitario del centro de cultivo, según comunicado de prensa de la autoridad. 

 “Nos preocupó el crecimiento descontrolado que la industria estaba proyectando en los próximos dos años, particularmente en la Región de Aysén, sin que a su vez ello viniera aparejado con un desempeño ambiental y sanitario óptimo. De hecho, precisamente en Aysén se presentó un caso de Isa el año pasado”, recordó el subsecretario.

Riquelme agregó que “como Gobierno decidimos actuar oportunamente, porque con la crisis del virus del año 2007 aprendimos que la densidad de cultivo y el número de peces en el agua es una variable que debe controlarse. Mientras más peces hay en el agua es más alto el riesgo sanitario y eso significa poner en peligro a toda la industria”.

Así, Subpesca ajustó los niveles de densidad de cultivo, para hacerlos más estrictos, frente a malos resultados sanitarios o ambientales, o a drásticos aumentos de producción. “No es correcto afirmar que en la determinación de la densidad de cultivo solo se consideran las proyecciones de siembra de la industria, por cuanto la medida considera además el comportamiento sanitario y ambiental y productivo”, previno Riquelme.

Lea también: