Saltar al contenido principal

Proponen fórmula para que jóvenes suplan déficit en dotaciones de naves

Chile: La Alianza Marítima de Chile propuso a Directemar acortar a la mitad el tiempo de práctica, para la carrera de Oficial Mercante, solicitando además subsidios estatales para formar profesionales.

Considerando que Chile hoy tiene un déficit de personal embarcado para desempeñar funciones y cargos a bordo de las naves tanto de cabotaje nacional y comercio internacional, en industrias como la salmonicultura, representantes de la Alianza Marítima de Chile presentaron propuestas concretas a Directemar con el fin de solucionar este relevante problema de dotaciones en un sector por el que se mueve el 95% de la economía local. 

Alejandro Tenorio, director de la Alianza Marítima de Chile, comentó a Salmonexpert que se planteó a la Autoridad modificar el actual reglamento 127, en cuanto a la carrera de los Oficiales Mercantes para piloto costero, la cual exige un año se práctica: “Propusimos que este tiempo se baje a un total de seis meses, como sucedía antes, para incentivar a universidades y a institutos profesionales con esta formación y quitar barreras de entrada a jóvenes, incentivándolos a esta rama de estudio”.

“Los reglamentos de formación vigentes en vez de ser un incentivo para esta carrera, tienen barreras y cuello de botella para que los jóvenes se interesen, y para los que desean ascender a un título superior, los cursos son económicamente inalcanzables y generalmente sin apoyo del Estado en cuanto a subsidiar un proceso educativo que tiene una importancia geopolítica y de seguridad nacional relevante”, manifestó el directivo.

Tenorio advirtió que el Estado de Chile y sus legisladores “deben entender que la industria marítima tiene que ser considerada como esencial y que su desarrollo es un bien común de su pueblo. La industria marítima en Chile debe ser un círculo virtuoso donde los armadores, la Autoridad Marítima y sindicatos deben velar por buscar soluciones rápidas, ya que al ritmo que vamos en un corto plazo no tendremos dotaciones para naves nacionales, donde 430 son naves mayores”.

“Se tiene que pasar del diagnóstico a la acción. Las dotaciones extranjeras y la abertura del cabotaje está a la vuelta de la esquina. Panamá, invirtiendo en la formación de los futuros profesionales del sector marítimo, nos muestra un camino muy diferente al que existe en nuestro país. Por eso, las Autoridades de Chile deberían entregar recursos, potenciando a esta industria clave por ley”.

Alejandro Tenorio, director de la Alianza Marítima de Chile.

De acuerdo con el representante de la marina mercante nacional, “si los dirigente pensamos que no va a llegar el momento en que nuestras naves se suplan con dotaciones extranjeras, estamos muy equivocados, pues la economía no se detiene dado que es un pilar que debe crecer: sus ingresos benefician al país entero, es una realidad inevitable”.

“El Estado de Chile, hoy debe -y es su obligación- intervenir en forma seria y responsable, con una mirada de futuro para la estructura de la marina mercante nacional. Los armadores deben ser, por su parte, protagonistas de una mirada más moderna de sus dotaciones, y los representantes de la gente de mar en el país deben buscar soluciones a los problemas y no colocar trabas para tener cargos eternos. Si todos no buscamos un gran acuerdo que nos permita salir de este déficit de personal embarcado, le estaríamos entregando la soberanía de nuestro país a los extranjeros”.

Lea también: