Saltar al contenido principal
Alexander Aukner, analista de la división Equity Research de DNB Markets de Noruega. Foto: Archivo Salmonexpert.
Alexander Aukner, analista de la división Equity Research de DNB Markets de Noruega. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El banco noruego DNB cree que, dadas las pocas alternativas de tratamiento contra el alto nivel de piojos de mar, se verán efectos negativos en la productividad de la salmonicultura chilena.

El desafío del piojo de mar está siendo cada vez más complejo de manejar para la salmonicultura en Chile. De hecho, de acuerdo con el último reporte de Sernapesca, son 24 los centros de cultivo de Alta Diseminación (CAD) parasitaria, de 13 Agrupaciones de Concesiones (ACS) diferentes (ver cuadro al final del texto).

Un centro CAD es aquel que presenta una carga promedio igual o superior a 3 Caligus Hembras Ovígeras en el monitoreo semanal posterior o más cercano al término de la ventana de tratamiento oficial establecida para su ACS, según la autoridad sectorial.

Y el proceso está siendo evaluado en detalle por los distintos analistas que siguen la acuicultura a nivel mundial. Uno de ellos es Alexander Aukner, de la división Equity Research de DNB Markets de Noruega, que cuenta a Salmonexpert que “estamos monitoreando muy de cerca la situación del Caligus en Chile. Sabemos que los tratamientos químicos contra los piojos de mar están comenzando a perder su efecto, lo que podría tener efectos negativos para la industria chilena dados los altos niveles de parásitos observados actualmente”.

En ese sentido, Aukner advierte que, considerando la productividad del sector nacional, “esperamos ver menores pesos de cosecha para el salmón chileno en el futuro próximo, ello a medida que este proceso se adelanta de forma preventiva para así evitar aumentar el problema de los piojos de mar en la industria”.

El analista de la división Equity Research de DNB Markets, asimismo, afirma que los tratamientos mecánicos que está trayendo a Chile la industria del salmón “probablemente ayudarán contra los piojos de mar, pero la experiencia de Noruega muestra que ha habido un aumento de la mortalidad como consecuencia de estos métodos (ya sea durante el tratamiento o después del tratamiento). Por lo tanto, aprender a usar el equipo correctamente será tan importante como tener el equipo, para combatir el Caligus”.

Con todo, por ahora ”no creo que haya tantas opciones restantes para enfrentar los piojos de mar. Los productores chilenos de salmón tendrán que hacer un mix para utilizar las pocas herramientas efectivas que les quedan contra el Caligus”, admite Aukner.

Cambios normativos en consulta

Actualmente, se encuentran en consulta cambios normativos para el control de Caligus, donde, de acuerdo con Sernapesca, el foco del proceso está dirigido a gestionar los centros de riesgo para evitar la diseminación del piojo de mar entre estas operaciones de cultivo y también entre ACS.

Para tal efecto, Sernapesca planteó que los salmonicultores presenten en forma individual o colectiva planes preventivos, incluyendo entre otras medidas la reducción de biomasa en cultivo, para anticiparse a situaciones de riesgo (aparición de centros de alta diseminación CAD). Todo esto, asociado a una mayor fiscalización y seguimiento de casos.

Centros CAD. Fuente: Sernapesca.
Centros CAD. Fuente: Sernapesca.
Lea también: