Saltar al contenido principal

"Abrir el cabotaje no es la solución, la bandera chilena tiene que ser más competitiva"

Alejandro Kusanovic, senador electo por Magallanes. Foto: Archivo Salmonexpert.
Alejandro Kusanovic, senador electo por Magallanes. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Alejandro Kusanovic, electo senador por Magallanes, advierte que “liberar el cabotaje marítimo en Chile genera competencia con leyes de otros países dentro del territorio nacional y eso no es correcto”. 

Como “una distorsión de la realidad” califica el recién electo senador por Magallanes, Alejandro Kusanovic, la iniciativa que se discute en el Congreso para abrir el cabotaje en Chile a naves extranjeras. “No soy partidario (…) si uno quiere hacer más competitivo el cabotaje lo que tiene que hacer es que la chilena sea una bandera competitiva, de conveniencia”, dice en entrevista con Salmonexpert.

“Liberar el cabotaje genera competencia con leyes de otros países dentro del territorio nacional y a mi modo de ver eso no es correcto”, ahonda, porque “lo que estás haciendo es que una nave con bandera extranjera, con norma extranjera, pueda hacer un trabajo en territorio chileno. Todas las empresas o individuos que actúan en el territorio chileno, ejerciendo algún tipo de actividad económica, tienen que cumplir las normas y las leyes de la República de Chile”, recalca el parlamentario.

“Lo más fácil es liberar el cabotaje. Lo que tienen que hacer es que la bandera chilena sea una bandera que quieran usar las navieras internacionales, tanto chilenas como extranjeras, porque no quieren usarla porque es una bandera cara, o sea hay que hacer que la bandera chilena tenga conveniencia para que la puedan utilizar”, explica el senador electo.

Para ello se requieren modificaciones a una serie de normas como exenciones de impuestos o flexibilidad laboral, entre otras, agrega, pero apunta a la necesidad de una norma chilena para la Marina Mercante Nacional.

“La verdadera marina mercante chilena está de Valdivia al sur, ahí está hoy día la gran flota de bandera chilena”. La marina mercante internacional chilena casi ha desaparecido porque las empresas chilenas usan bandera de conveniencia de otros países, “que tienen mayores garantías”, asegura Kusanovic.

“No se les puede estar aplicando la misma norma que se aplica a las naves que navegan internacionalmente, eso ha generado limitaciones al desarrollo y un tremendo déficit de personal, que incluso lleva a la inseguridad y que se produce por normas de titulación muy complicadas porque están basadas en normas internacionales. Hay que generar una norma de la marina mercante chilena. Este tema hay que arreglarlo urgentemente”, apunta el congresista.

La falta de tripulaciones es un problema que afecta a toda la Marina Mercante Regional la que en parte se explica también en “la gran demanda que ha generado la industria salmonera en su desarrollo, actividad marítima, de cabotaje y de transporte enorme”, un sector que desde su perspectiva debiera llegar a representar el 70% del PIB regional y que compara con lo que fue la ganadería en esa región hace un siglo.

Kusanovic afirma que la industria acuícola “es súper cuidadosa en el desarrollo y todo lo que pasa es que acá se han cometido errores de parte de las instituciones del Estado que ni siquiera controlaban las ovas que venían del extranjero y no sabía si tenían virus o no”.

“El Estado se ha quedado obsoleto en el control y en la ayuda al desarrollo de la industria. Falta mayor acción del Estado de parte de instituciones que tienen que ayudar a controlar y apoyar el desarrollo y dar facilidades para la instalación. Acá no se puede restringir, acá hay temas de intereses creados que limitan el desarrollo de la industria, ya sea por temas políticos o por temas económicos, pero la industria debería desarrollarse con todo cuidado y utilizar la última tecnología disponible y desarrollar tecnología nueva de parte de la Universidades que tienen que involucrarse en este desarrollo”, argumenta el senado electo.

Otro de los desafíos que tendrá su gestión es lograr que a los pescadores artesanales se les reconozca el derecho a tener concesiones marítimas para crianza de especies, una suerte de compensación por el uso de sus espacios, “que no sean transables, que solamente las puedan tener ellos y que las puedan explotar ya sea con alguien o ellos mismos”.

Lea también: