Saltar al contenido principal

Investigadores chilenos descifran y analizan plásmidos de Piscirickettsia

Imagen: Salmonexpert.
Imagen: Salmonexpert.

Chile: Científicos de la Universidad de Chile identificaron y caracterizaron cuatro plásmidos crípticos de P. salmonis que codifican para al menos 12 factores de virulencia en la cepa LF-89.

Algunas bacterias contienen plásmidos sin funciones obvias o conocidas que se clasifican como crípticas. Los plásmidos crípticos se encuentran en muchas bacterias y requieren estudios adicionales de sus secuencias para dilucidar sus fuciones.

Las bacterias intracelulares facultativas, como P. salmonis, tienen genomas de longitud variable con una proporción de elementos genéticos móviles (MGE por sus siglas en inglés). Sin embargo, los MGE y su influencia en la patogénesis de la bacteria aún no se han dilucidado.

Teniendo en cuenta que los plásmidos son elementos genéticos altamente móviles que pueden ser importantes para esparcir rasgos de virulencia y resistencia a fármacos, investigadores de la Universidad de Chile realizaron un estudio en el que investigaron y caracterizaron en profundidad los plásmidos del genoma de la cepa LF-89.

Así, lograron identificar cuatro plásmidos crípticos que poseían menos de un 7% de identidad nucleotídica con respecto a la base de datos de plásmidos secuenciados con anterioridad.

“Además de los genes relacionados con los plásmidos (genes de replicación autónoma, partición, mantenimiento y movilización del plásmido), también se identificaron elementos genéticos móviles como transposasas, integrasas y secuencias profágicas”, indicaron los expertos.

Adicionalemente, identificaron un total de 12 supuestos factores de virulencia, además de dos reguladores transcripcionales globales, la proteína CsrA y el regulador Crp/Fnr.

De estos 12 elementos identificados, “11 se sobreexpresaron durante la infección en dos modelos de infección celular derivados del salmón, lo que respalda su papel como factores de virulencia”, agregaron los investigadores.

Con esta evidencia, los autores del estudio concluyeron que los plásmidos estudiados “sugiere un papel en la aptitud bacteriana y la adaptación al medio ambiente, ya que codifican proteínas relacionadas con la movilización, el transporte y la utilización de nutrientes, y la virulencia bacteriana. La caracterización funcional adicional de los plásmidos de P. salmonis puede mejorar nuestro conocimiento sobre la virulencia y los elementos móviles en este patógeno intracelular”.

Lea el estudio completo titulado “Piscirickettsia salmonis Cryptic Plasmids: Source of Mobile DNA and Virulence Factors” aquí.

Lea también: