Saltar al contenido principal

Chilenos explican relación entre densidad y temperatura en brotes de caligidosis

Caligus hembra y macho. Fuente: Gallardo-Escárate y col., 2020.
Caligus hembra y macho. Fuente: Gallardo-Escárate y col., 2020.

Chile: Científicos locales plantearon desarrollar un modelo regulatorio que evite brotes de parásitos en salmonicultura, impidiendo que coincidan en sus niveles máximos densidad de cultivo y temperaturas de agua.

Sobre el más reciente informe sanitario del año 2020, Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura de Sernapesca, informaba que en la región de Los Lagos y Aysén las cargas parasitarias de Caligus mostraban una tendencia a la baja y a estabilizar los números de HO promedio.

No obstante, la caligidosis es una enfermedad que constantemente afecta a la salmonicultura causando grandes pérdidas productivas y afectando el bienestar animal, por lo que todavía quedan interrogantes por investigar en cuanto a su dinámica de distribución y parámetros que influyen en la aparición de la parasitosis a nivel local.

En base a estas interrogantes, científicos chilenos de la Universidad de Concepción y el Centro Incar realizaron un estudio que buscó analizar el efecto de la densidad de cultivo y la temperatura de la superficie del mar en la dinámica de las hembras juveniles y ovígeras a escala regional.

Dentro de sus resultados, los expertos observaron que las variaciones temporales periódicas en los recuentos de hembras ovígeras (HO) coincidieron con los tiempos de duración de un ciclo productivo de un año y un ciclo productivo de dos años, que explicaron entre el 10-20% y 25-52% de la varianza de HO, respectivamente.

Primavera-verano

Además, lo anterior también estuvo asociado con los brotes anuales de caligidosis que ocurren durante primavera-verano, y el aumento periódico de piojos impulsado por un aumento en la densidad de cultivo a medida que avanzaba el ciclo productivo.

“Los análisis muestran una asociación significativa entre la temperatura de la superficie del mar y la abundancia de HO, asociadas con el ciclo de un año con un desfase de tiempo (en semanas) muy cercano al ciclo de vida del parásito. La coherencia entre la densidad de cultivo y la abundancia de HO fue significativa, asociada con el ciclo de dos años”, explicaron los investigadores.

Con estos resultados, los autores plantearon que existiría un efecto continuo durante todo el año de la temperatura sobre la tasa de desarrollo de los piojos, que se volvería más relevante durante los brotes de primavera-verano, especialmente en niveles de alta densidad de cultivo.

“Los estudios futuros deben centrarse en el desarrollo de un modelo de regulación de la densidad de cultivo, principalmente en función de la variabilidad periódica de la densidad y la temperatura superficial del mar, para evitar que coincidan los niveles máximos de ambos factores, porque esta condición es seguida inevitablemente por importantes brotes de HO en esta área”, concluyeron los científicos de la Universidad de Concepción.

Lea el abstract del estudio titulado “Disentangling the effect of sea temperature and stocking density on sea louse abundance using wavelets in a highly infested salmon farming area”, aquí.

Lea también: