Saltar al contenido principal

Muestran resultados concretos de dos herramientas que combaten el Caligus

Foto: Dra. Sandra Bravo.
Foto: Dra. Sandra Bravo.

Chile: Debido al uso por largos períodos de tiempo, los compuestos farmacológicos usados contra el piojo del salmón han disminuido su eficacia. La introducción de nuevas alternativas avanza positivamente. 

Durante el 2021, la mortalidad de salmones aumentó en un 5% respecto del 2020, cifra incidida particularmente por enfermedades. Una de ellas es la caligidosis, que en 2007 produjo una grave crisis sanitaria en la industria salmonicultora.

Por ello, ese mismo año la Subpesca la incorporó como una Enfermedad de Alto Riesgo de la Lista 2, por considerarse de alta prevalencia en el país.

Con lo anterior, en 2009, Sernapesca implementó el Programa Sanitario Específico de Vigilancia y Control de Caligidosis (PSEVC-Caligidosis), el cual fue modificado en febrero de este año debido a que durante los últimos años se han observado cambios en el comportamiento del parásito.

En esta modificación, se incorporaron los tratamientos antiparasitarios no farmacológicos, los cuales son desarrollados con sistemas mecánicos, agua dulce, aceites naturales o de otro tipo, realizados en un centro de cultivo o dentro de un compartimiento estanco, que excluye la utilización de principios activos autorizados como productos farmacológicos.

Farmacológicos

La mayoría de los tratamientos contra la caligidosis son realizados mediante baños por inmersión, para lo que existen actualmente cinco productos autorizados para su uso. Adicionalmente, se encuentran visados aquellos entregados a través del alimento.

Es el caso del lufenurón, principal activo del tratamiento oral Imvixa de Elanco, el cual inhibe la formación de quitina en el piojo de mar, lo cual impide que el parásito se desarrolle y transforme en adulto.

Juan Pablo López, gerente de Asistencia Técnica de Elanco Aqua, explica que al observar los resultados anuales y por trimestre del producto hasta fines del primer trimestre del 2022, indican que la efectividad en mar del producto en los peces tratados con Imvixa en la fase de agua dulce no ha disminuido en el tiempo.

“Los resultados del producto han permitido prolongar el período de tiempo entre la siembra y el primer tratamiento para el control de Caligus en el mar alcanzando un promedio de 8,9 meses el primer trimestre del 2022”, destaca López.

Agua dulce

A comienzos de 2022, comenzó a operar la nave Owürkan, embarcación especializada en el servicio de tratamiento de Caligus y que es operada por SalmoClinic.

El concepto de SalmoClinic se basa en la reducción de más del 70% en el uso de fármacos contra Caligus en los baños de agua salada o agua dulce producida a bordo, además del control preciso de dosis farmacológicas y que los parásitos desprendidos son retenidos y destruidos usando distintas etapas de filtración mecánica.

“Entre marzo y abril, a una velocidad/tratamiento de 50-60 [ton/h], hemos realizados tratamientos con agua dulce (FW) con muy buenos resultados en eficacia contra Caligidosis”, apunta el gerente de Operaciones de SalmoClinic, Nicolás Castro.

El reportaje completo sobre tratamientos contra Caligus lo puede leer en el más reciente número de Revista Salmonexpert.

Lea también: