Saltar al contenido principal

Llaman a revisar exigencias de seguridad para centros de salmón tras escapes

Foto: WWF Chile.
Foto: WWF Chile.

Chile: Desde WWF Chile, afirman que los últimos escapes de salmones generan preocupación, respecto a qué tan seguras y efectivas son las actuales exigencias para las infraestructuras de los centros de cultivo. 

“Los recientes escapes masivos de salmones ocurridos en el sur de Chile encienden las alertas sobre los impactos ambientales y sanitarios que pueden tener estos eventos. Asimismo, generan preocupación respecto a qué tan seguras y efectivas son las actuales exigencias en términos de las infraestructuras de los centros de cultivo. Esto, considerando que, por ejemplo, a fines de junio, en el centro Caicura (Seno de Reloncaví), un escape se produjo tras el hundimiento de 16 de las 18 jaulas de dicha instalación, producto de un temporal de viento”, afirman desde WWF.

“La evidencia nos muestra que, por impacto del cambio climático, cada vez serán más recurrentes fenómenos meteorológicos extremos, por tanto creemos que es necesario que se revisen los criterios actuales que rigen la construcción y operación de los centros de cultivo de salmones. Esto, sobre todo considerando que los temporales de por sí son eventos recurrentes en la zona en que se desarrolla la industria salmonicultora”, señaló María Jesús Gálvez, encargada de Acuicultura de WWF Chile.

Suspensión de sello ASC

El centro de cultivo Caicura, de Salmones Blumar, contaba con sello ASC (Aquaculture Stewardship Council), el cual fue suspendido debido a este incidente, pudiendo volver a certificarse sólo después de una nueva auditoría completa, transcurridos 12 meses desde la suspensión.

“No podemos tolerar más escapes de salmones en el sur de Chile”, enfatizó Gálvez, valorando la medida tomada por ASC. Según explicó la profesional, estos eventos pueden provocar diversos perjuicios en los ecosistemas y también, eventualmente, sobre la salud humana. “La introducción de salmones en ecosistemas acuáticos puede afectar las poblaciones de peces nativos por depredación y/o competencia por recursos y hábitat, además del riesgo de transmisión de patógenos y enfermedades a la fauna silvestre. Además, puede darse un establecimiento de poblaciones reproductivas en ríos y lagos”, indicó, destacando también la necesidad de realizar nuevos estudios para profundizar en estos aspectos.

En cuanto a impactos sobre las personas y comunidades, el consumo de salmones escapados podría generar resistencia bacteriana a los antibióticos de uso humano, en caso de que exista desconocimiento respecto al origen, estado sanitario y eventual aplicación de tratamientos farmacológicos, ignorándose el período de carencia. “Todos estos temas han sido advertidos por WWF Chile desde el año 2009, cuando publicamos un primer estudio sobre el impacto de los escapes en el sur del país”, puntualizó la representante de la ONG.  

Lea también: