Saltar al contenido principal
Las empresas de wellboats también han implementado medidas de seguridad. Foto: Archivo Salmonexpert.
Las empresas de wellboats también han implementado medidas de seguridad. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Operadores de wellboats están procurando que sus dotaciones tengan el mínimo contacto entre ellas, al igual que con el personal de los centros de cultivo de salmón, para contener la propagación del Coronavirus.

Ante la emergencia mundial que suponen los esfuerzos por contener la expansión del Coronavirus, a nivel regional las embarcaciones de pasajeros y, específicamente, los wellboats que trabajan en la industria salmonicultora, ya han tomado medidas para intentar disminuir el riesgo de contagio entre los tripulantes.

Así lo explicó a Salmonexpert el gerente general de Patagonia Wellboat, Mauricio Labra, quien detalló que “se ha disminuido al mínimo el intercambio de personal, en este momento no estamos tomando alumnos en práctica, ni subiendo inspectores en las naves. Estamos haciendo cambio de dotaciones completas, intentando aislar lo más posible a nuestro personal en cada nave”.

Labra especificó al respecto que, “es decir, se cumple el ciclo completo sin intercambio de personal, de tal forma de no introducir el riesgo de un trabajador que pueda venir con algún problema. Además, antes del embarque se está tomando la temperatura, e implementando las barreras sanitarias y de desinfección, como lo indica el protocolo que está corriendo a nivel nacional”.

Por otro lado, el ejecutivo informó que a las personas con factores de riesgo, o tripulantes de más de 60 años, se les está pidiendo que se queden en tierra.

Mauricio Labra, gerente general de Patagonia Wellboat. Foto: Archivo Salmonexpert.
Mauricio Labra, gerente general de Patagonia Wellboat. Foto: Archivo Salmonexpert.

En cuanto a la interacción que se genera en los centros de cultivo, el gerente general de Patagonia Wellboat explicó que “en nuestro caso, nadie baja ni sube del barco, el técnico del centro de cultivo, que habitualmente sube al barco, hoy ya no lo hace, porque estamos simplemente haciendo un intercambio de papeles y no estamos embarcando a nadie”.

Mínimo contacto

Desde Solvtrans Chile, su gerente general, Víctor Vargas, explicó que han implementado medidas que procuren un mínimo contacto posible entre tripulantes, y la barrera sanitaria de rigor, donde se les controla la temperatura, se les entrega cubre calzados plásticos, alcohol gel, protocolo que igual corre para aquellas personas “que sea necesario que entren en contacto con nuestra tripulación”.

Víctor Vargas, gerente general de Solvtrans Chile. Foto: Solvtrans Chile.
Víctor Vargas, gerente general de Solvtrans Chile. Foto: Solvtrans Chile.

“Estamos minimizando al máximo el contacto con los externos, donde se incluye al personal de los centros de cultivo, donde todo aquel que sea necesario embarcar va a pasar por una barrera de control de temperatura, aislar con elementos plásticos para los pies, alcohol gel y mascarillas”, añadió Vargas.

Por último, desde Solvtrans Chile indicaron que “quienes vienen a hacer la rotación de turnos obviamente los estamos controlando, para que básicamente no internen el virus. En los barcos estamos tomando temperatura por lo menos una vez al día y siempre consultando por su situación personal”.

Medidas a nivel gremial

Desde el gremio Armasur en tanto, su gerente general, Manuel Bagnara, detalló que, para el caso de los wellboats, “estamos tratando de mantener aisladas a las tripulaciones, intentando que no tengan contacto con terceros, y una vez que alguno tenga el síntoma, se está enviando a la gente a hacer los exámenes a las mutuales respectivas de cada uno”.

Medida que se suma a los protocolos de extremar las medidas de higiene y barreras sanitarias en las embarcaciones. Por último, Bagnara señaló que están a la espera de los protocolos que emanen de la autoridad, los cuales deberían ser informados el día de hoy mediante reunión con la Gobernación Marítima.

Mientras que desde Arasemar, su gerente, Soledad Sorzano, apuntó que además de las medidas de higiene, autocuidado en caso de estornudos, saludos sin contacto físico y no exponerse en lugares muy concurridos, “los asociados tienen la recomendación de medir temperatura corporal a cada persona que ingrese a la empresa, ya sea personal, clientes o proveedores; previo a su ingreso, ha de medirse la temperatura con un termómetro digital infrarrojo de preferencia, por su rapidez y precisión. La temperatura no debe sobrepasar los 37,5° C”.

“En el caso de los barcos, el control es previo al embarque y en cada relevo. Por último, los lugares de trabajo deben ser desinfectados diariamente. Como norma adicional, se recomienda fortalecer el sistema inmunológico del personal. Hasta aquí, no tenemos informados casos de personal infectado con el virus”, aseguró Sorzano.

Lea también: