Skip to main content

Proponen eliminar hasta 5% de peces sin sembrar a doble densidad

David Garrido, gerente Técnico de Salmones Aysén. Foto: Salmones Aysén.
David Garrido, gerente Técnico de Salmones Aysén. Foto: Salmones Aysén.

Chile: El gerente Técnico de Salmones Aysén, David Garrido, afirmó que permitir eliminar salmones que no tienen adecuada performance sanitaria, sin afectar el porcentaje de pérdida, sería beneficioso para la industria. 

Dos buenas noticias consecutivas recibieron en la industria chilena del salmón, desde Sernapesca. La primera tuvo que ver con que la utilización de antibióticos registró 322,7 toneladas en el 2018, con un total de biomasa cosechada de 842.679 toneladas, representando una disminución de 18% en comparación a 2017. Y la segunda, que durante el año pasado se certificaron 50 centros de cultivo libres de antimicrobianos, aumentando en 43% en el período.

En entrevista con Salmonexpert, el Médico Veterinario y gerente Técnico de Salmones Aysén, David Garrido, indicó que ello se debe a que las políticas adoptadas por las empresas del sector en conjunto con las medidas que ya ha implementado la autoridad, por ejemplo, certificar centros libres de antibióticos, “están rindiendo frutos. En los últimos años se fortaleció la investigación en torno al SRS, principal causa del uso de antimicrobianos en Chile, además de la implementación de dietas y productos que potencian el crecimiento y la inmunidad de los peces, como son los aditivos naturales y mejoras en las vacunas que están demostrando que se puede avanzar”.

¿Es posible lograr la meta de SalmonChile, de que el sector baje a la mitad su uso de antibióticos al 2025?

Creo que es posible, sobre todo si miramos los resultados del 2018, ya que vemos que, con esfuerzo y unidad como industria, con buenas políticas, se pueden lograr cambios. Lo importante es ir paso a paso, tener una mirada local como sector productivo, enfocándonos en los puntos clave como son el bienestar animal, calidad de smolt, los mercados y fundamentalmente, innovación.

¿Qué desafíos se deben superar a nivel local para seguir reduciendo el consumo de antibióticos en el salmón?

Creo que hoy tenemos tres desafíos. El primero es una mirada conjunta como industria, con el fin de establecer políticas sanitarias aceptadas por todos. El segundo punto es trabajar en las fortalezas y debilidades que cada especie tiene para así potenciar lo que se identifique como beneficioso y abordar en específico los factores de riesgo.

Como tercer aspecto, creo que la autoridad debe fortalecer el premiar las buenas prácticas, apoyar a las empresas que obtengan resultados positivos, pues, aunque está para fiscalizar también redacta las normas. Por ejemplo, nosotros hemos insistido en el beneficio de eliminar hasta un 5% de peces en centros de cultivo emplazados en mar sin que esto afecte el porcentaje de pérdida ni que sea obligatorio sembrar a doble densidad, ya que vemos que sacar de la producción aquellos salmones que evidentemente no lograrán una adecuada performance trae mejoras sanitarias.

La regulación es importante y ayuda siempre y cuando sea abordada desde un punto de vista proactivo y en conjunto con los sectores productivos. Hasta ahora, como mencioné anteriormente, la certificación como libre de antibióticos y antiparasitarios trajo un evidente beneficio, pero se requieren más iniciativas como las que fortalezcan lo bueno del sector, apoyando a quien demuestre que hace las cosas correctamente”.

David Garrido, ante la pregunta ¿La regulación actual incentiva a disminuir la utilización de antimicrobianos?

¿Qué opina de que se vincule el uso de antibióticos de la industria con la resistencia bacteriana?

La resistencia bacteriana a nivel mundial es una realidad y en esto todos los sectores somos responsables tal como lo llama la OMS “Una Salud”, es decir, desde el doctor que receta antibióticos a un paciente, pasando por la producción de alimentos vegetales, las mascotas hasta la generación de proteína animal en tierra y mar. Sin embargo, es importante que el debate sea hecho con altura de miras, basado en información científica de peso para que así podamos adoptar medidas concretas cuando sea necesario.

En la producción nacional de salmón se está investigando y hasta ahora no se ha identificado un problema al respecto, por lo que es muy bueno que antes de que algo pueda ocurrir ya el gobierno y la industria estén trabajando para reducir el uso de antimicrobianos, tomando en cuenta que esto es una demanda de las comunidades y debemos asumir este desafío beneficioso para todos.

Lea también: