Saltar al contenido principal
Eduardo Hofmann, gerente general de STIM Chile. Foto: STIM Chile.
Eduardo Hofmann, gerente general de STIM Chile. Foto: STIM Chile.

Chile: Eduardo Hofmann afirma que, al menos en Puerto Montt y Santiago, deberían existir centros de información del salmón, para acercar la industria a las personas, como sucede en Noruega.

STIM (anteriormente Europharma) se estableció en Chile durante el año 2001. La compañía es un proveedor de productos para la salud y el biocontrol de los peces de la industria nacional, así como la tecnología patentada SuperSmolt, utilizada en los principales países salmonicultores, y desde diciembre de 2019 cuenta con nuevo gerente general: Eduardo Hofmann. 

En entrevista con Salmonexpert, Hofmann manifiesta que “este es un nuevo rol para mí, pero por suerte tengo 15 años de experiencia en la compañía y voy a continuar construyendo sobre la gran labor que hizo mi predecesor Claudio Retamal. Nuestro mayor activo ha sido la diversidad en áreas de negocio y competencias, creciendo de la mano de la industria chilena del salmón desde 2001”. 

En Noruega, cuenta Hofmann, “STIM tiene una posición aún más fuerte, proveyendo a la industria del salmón desde vacunas y farmacéuticos hasta alimento para peces, servicios de salud y un equipo de biólogos marinos trabajando en aspectos de medio ambiente para el sector. Mi desafío será implementar algunos de estos productos adicionales en la acuicultura chilena”.

¿Cuáles son los planes de STIM en Chile?
Como he mencionado, nuestro gran foco es utilizar de la mejor manera las amplias competencias de nuestro equipo nacional, así como también de nuestras otras oficinas en los países productores de salmón. Entre otras cosas, nuestros servicio de análisis y monitoreo medioambiental en Noruega puede también ser de interés para el mercado chileno.

STIM está impulsada en gran medida por investigación e innovación, y tenemos interesantes proyectos. Uno de ellos es un nuevo método para generar salmón estéril, el cual esperamos tener listo para su lanzamiento durante este año. Otro es el trabajo en el uso de bacteriófagos para el control de bacterias patógenas en acuicultura. El primer producto en el mundo de este tipo está disponible en Noruega.

Creemos que podemos contribuir a la industria chilena del salmón con grandes innovaciones, productos y servicios. Para STIM, es también de gran importancia aprender de las experiencias y éxitos del sector nacional”.

Eduardo Hofmann, gerente general de STIM Chile.

Nuestro mayor logro aún puede ser la patentada tecnología SuperSmolt, la cual es ahora usada en los principales países salmonicultores. El producto está basado en un descubrimiento realizado por investigadores de salud humana de Harvard, quienes a fines de los 90 entendieron la función de los receptores de calcio (Calsium sensing receptor). 

La estimulación de estos sensores en salmones pre-adultos resultó ser la clave para realizar una eficiente y confiable esmoltificación usando solamente alimento. La tecnología ha otorgado una enorme contribución en reducir las pérdidas en mortalidad relacionadas a la transferencia, así como mejorar la productividad. Lamentablemente, hemos tenido que lidiar con infracciones a nuestros derechos de patente global SuperSmolt, pero continuaremos defendiéndola. 

¿Cuáles son los principales desafíos que debe superar la industria chilena del salmón, a su juicio?
Primero, es importante reconocer que la industria en Chile lo está haciendo bien en muchas áreas. Comparado con Noruega, Chile tiene una significativa menor mortalidad y mejor rendimiento por smolt. Produce un salmón de alta calidad que llega al mundo entero. Es importante resaltar este aspecto, pues la acuicultura está siendo una parte importante de Chile y todos deberían aprender de ella y saber cómo opera. Este es el primero de todos los desafíos: estar más dispuestos a compartir e invitar al público a relacionarse con la industria del salmón. 

En Noruega, existen ahora varios centros de información enfocados en la industria del salmón, ubicados en grandes ciudades, así como también en pequeñas comunidades. Al menos en Puerto Montt y Santiago, debería existir algo similar. Nosotros estaríamos encantados de contribuir a esto, si alguna otra compañía deseara hacer lo mismo. 

¿Con cuántos colaboradores y oficinas opera STIM en Chile?
Considerando todo, somos 13 personas en Puerto Montt, y contamos con una pequeña oficina regulatoria en Santiago. Muchos de nosotros hemos estado en STIM Chile por varios años, lo cual es un gran logro. Es importante presentar nuevos desafíos para el equipo nacional y así tratamos de hacerlo constantemente.

Lea también: