Saltar al contenido principal

Salmofood declara ante TDLC que ha competido de forma libre, independiente y autónoma

Foto: Salmofood.
Foto: Salmofood.

Chile: La empresa fabricante de alimentos para salmónidos presentó un informe ante el TDLC, mediante el cual advirtió que no se le menciona en la supuesta colusión de precios tarificados bajo el sistema cost-plus.

A fines del año pasado, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) un requerimiento en que acusó de coludirse a las cuatro principales empresas fabricantes de alimentos para salmónidos que operan en Chile: BioMar, Skretting, Ewos y Salmofood.

Así las cosas, Salmofood, a través de sus abogados Julio Pellegrini, Pedro Rencoret y Diego Ramos, contestó el requerimiento interpuesto por la FNE, solicitando al TDLC su completo rechazo, “con costas, por estar basado en premisas equivocadas y graves omisiones, las cuales dan cuenta de que nuestra representada no formó parte del cartel denunciado, por lo que nunca debió ser incluida como acusada en este proceso”. 

El informe de la compañía argumenta que la empresa “ha competido de forma libre, independiente y autónoma desde el año 2003. La evidencia demuestra que desde esa fecha captó importantes clientes de la competencia, duplicó su cartera, aumentó considerablemente su participación de mercado, desarrolló un plan de expansión sumamente agresivo, triplicando su producción y copando su capacidad instalada en dos oportunidades (2005y2015), al punto que tuvo que hacer importantes inversiones en capacidad productiva”.

Por tanto, la empresa asegura en su documento presentado ante el TDLC que no formó parte del cartel denunciado. “Así lo demuestra evidencia irrefutable, como la alta volatilidad de las participaciones de mercado de nuestra representada (por ejemplo, en términos aproximados tenía 9,7% el año 2002, subió a 12% el 2005, bajó a 6% el 2011 y volvió a subir hasta 13% el 2017).  Además, varió considerablemente el número de clientes (captó varios de la competencia, perdió otros y recuperó algunos), así como también los volúmenes de venta a cada uno de ellos y su importancia relativa dentro de las ventas totales”.

Salmofood, asimismo, recalca en su informe que “también tuvo variaciones importantes en los volúmenes de producción y una altísima rotación de gerentes (hubo más de 10 gerentes generales entre los años 2003 y 2015). Adicionalmente, la evidencia demuestra que durante el período denunciado nuestra representada hizo grandes inversiones en innovación y servicio”. 

El documento de la compañía entregado este martes al TDLC manifiesta que “tan evidente es lo anterior, que el propio requerimiento no menciona a Salmofood en los hechos vinculados a un supuesto acuerdo indirecto de precios tarificados bajo el sistema cost-plus, ni respecto de la “Familia Ugalde” o el “Club de Toby”, y sólo hace referencia a antecedentes respecto de las otras tres empresas requeridas”.

Adicionalmente, de acuerdo con el informe de Salmofood, “resulta imposible que nos hayamos coludido utilizando el sistema cost-plus, porque no se aplicó ese sistema de cobro durante gran parte del período denunciado y cuando empezó a hacerse (2012) fue sólo respecto de dos clientes, que a esa fecha eran sus propios accionistas. Además, bajo el sistema cost-plus, por un lado, los clientes auditan la veracidad de los costos informados y, por otro, el precio de las materias primas es de público conocimiento, lo que dificulta cualquier tipo de manipulación de costos”.

“Aún en el hipotético caso de que nuestra representada hubiese participado en el acuerdo denunciado (lo cual rechazamos enfáticamente) las acciones se encontrarían sobradamente prescritas en todos los eventos de análisis”, subrayaron los abogados de la empresa, agregando que “más allá de que no corresponde aplicar multa alguna, el monto de las multas solicitadas para Salmofood es totalmente desproporcionado, injustificado, contradice el DL 211 (los criterios establecidos en el artículo 26) y es contradictorio con los lineamientos de la propia FNE”.

Lea también: